“La música destruye lo malo y ablanda el corazón”

Madre Carmen, madre Carmen“. Los niños del colegio la persiguen por los pasillos. Les sonríe, pero cuando toca, se pone seria. “Todos a la vez, no“, dice a un grupito de chicos, a punto de coger un ascensor. La respetan, la admiran, pero sobre todo, se nota que le tienen mucho cariño. “¿Me has visto actuar madre Carmen? ¿A que lo he hecho bien?“. Buscan su aprobación. Saben que es exigente, pero justa. Faltan pocos días para la “Fiesta de Primavera” y los ensayos en el salón de actos se encadenan en el colegio Jesús María de Juan Bravo. También en el aula de música. Carmen nos

música
Carmen Oñate y sus alumnos durante una clase de música

invita a presenciar una de sus clases extraescolares. Tocan el órgano. Dos niños chiquititos cantan en español y en inglés “DO-RE-MI”, de Sonrisas y Lágrimas mientras sus compañeros les acompañan con sus intrumentos y hacen los coros. La más pequeña tiene seis años. Suenan estupendamente. Carmen, orgullosa, les felicita después de un largo aplauso. Está emocionada. “Es la edad“, se justifica la religiosa. Su carácter vasco asoma de vez en cuando. “La música la vivo, la siento y a veces soy muy impulsiva, pero con mis impulsos, el coro responde”. Carmen Oñate es profesora de música (tiene los estudios de guitarra, piano y órgano) y dirige la Coral del colegio católico privado- concertado bilingüe Jesús María de Juan Bravo (Madrid). Y si no bastara con esto, además de las clases extraescolares, tiene una orquesta de viento y otro coro de voces blancas, éste último, en San Blas. Un torbellino de mujer,

Música
Carmen Oñate es profesora de música y directora de la Coral del colegio Jesús María en Juan Bravo.

vamos. Carmen no pasa desapercibida. Es de esas benditas joyas que todavía conservan algunos colegios. “La música es mi vida. Siempre me ha apasionado. Empecé con seis años. El objetivo que he tenido siempre ha sido que la música me llene a mi para poder llenar a los demás. En la selección de obras siempre tengo en cuenta qué puede hacer bien a los demás, cuáles les pueden hacer llegar a Dios, sentir paz y vivir ese momento de escucha con silencio interior, porque la música suaviza, hace ser mas sensible a todas las necesidades que tenemos en la vida”. Cuando Carmen habla, sentencia. Da gusto oírla hablar, pero sobre todo escucharla tocar, por ejemplo, el órgano. Lo hace con mucha pasión. Se evade. “Quiero que los niños crezcan con ese impulso de que la música destruye lo malo, ayuda a formar gente íntegra, a ser feliz, bien sea clásica o rock. La música ablanda el corazón”.

SU OBRA MAESTRA: LA CORAL

Carmen funda la Coral del Colegio Jesús María en 1996. Hoy, casi 20 años después, se atreven con Bach, Händel, Mozart, incluso zarzuelas, habaneras, canciones populares o villancicos. Los discos que graban se le los quitan de las manos, cantan en bodas y funerales y han dado conciertos en la Catedral de la Almudena, en la Iglesia de San Jerónimo el Real, en el Centro Cultural de la Villa de Madrid, en el Palau de la música de Valencia o en la Seo, en Zaragoza, entre otros. Sin embargo, los comienzos no fueron fáciles. “Me convencieron un grupo de antiguas alumnas, unas señoras que fumaban mucho, y que tenían la voz un poco mala. El primer año les dije que no,

porque con esas voces yo decía, ay Dios mío, ¿cómo voy a formar un coro así? Pero me insistieron tanto que empezamos a cantar cositas muy leves, muy sencillitas. Yo veía que sonaba, un poco mal pero sonaba…La gente nos fue conociendo, empezaron a informarse y llegamos a ser casi 60. Ahora somos 40, porque ya las obras son muy difíciles, es más profesional”. Y ha llegado un punto en el que Carmen no tiene límites. “Soy muy perfeccionista a la hora de elegir obras. Soy muy lanzada. A veces pienso: Carmen no eres profesional, eres amateur. Pero como la música me emociona, empiezo…y la cosa es que sale. El coro ya no es solo Jesús María. La mayoría de los miembros son gente que trabaja y que después del trabajo vienen como una terapia. Después de estar en un despacho, el canto les ayuda. Padres de niños, profesores, gente que nos conoce por internet…Y cada vez tengo más eventos”. El próximo 19 de mayo tienen previsto un concierto increíble. “Tengo hasta habaneras…La lola, la bella lola (canturrea)…luego le meto un musical de Grease con batería. Tengo que tener mucha variación sino me aburro“. Todo lo recaudado, además, irá destinado a un proyecto en Nigeria. La solidaridad es uno de los pilares de este coro. En Navidad, todo el mundo se vuelca. Para Carmen es el concierto más

Capilla
Una de las bellas capillas del colegio Jesús María.

especial de todos. En la preciosa capilla del colegio caben más de cuatrocientas personas. “Está abarrotada“, ríe Carmen. Actúan casi 300 personas. Ciento y pico flautas, voces blancas, más de cincuenta personas en el coro, un cuarteto de cuerda, trompeta…y una puesta en escena muy cuidada. “Todo el mundo llora“, recuerda con orgullo la religiosa.

LA CAPILLA, UNA ACÚSTICA PERFECTA

De la mano de un arquitecto, Carmen fue a la búsqueda de la acústica perfecta en la capilla del colegio donde normalmente cantan. “Es perfecta. Hay mucha madera. El techo no es exageradamente alto“. Y si a esto le unimos que la Coral pone los pelos de punta y que la capilla es exageradamente bella, la mezcla es explosiva. Con una excepción, la megafonía. Hasta hace poco, traía a Carmen de cabeza durante las Eucaristías. “Yo nunca he estado contenta. Nunca he necesitado micrófonos para cantar. Para mí una buena

altar
Vista desde el altar de la capilla del colegio Jesús María.

solista no necesita micrófonos. Ni con niños. Hay que sacar la voz, proyectar y ya no hace falta ninguna cosa electrónica. Pero, como estoy en esta capilla y la palabra de Dios hay que leerla, el sacerdote tiene unas Homilías que tenemos que escuchar, y aquí se ha escuchado muy mal desde el principio. Siempre se distorsionaba un sonido con el otro, siempre corriendo la sacristana a bajar el volumen…”. Hasta que un buen día, no hace mucho, llegó OSESA. “Cuando me presentaron a OSESA, ya, de entrada, me pareció diferente. Porque ya vi que vinieron midiendo el sonido…, vi que había otra calidad. Éstos parecían que eran profesionales. Y pensé: yo creo que esta empresa va a dar. Luego la manera de trabajar, muy bien. Yo venía muchas veces aquí a la capilla y nada de perder el

Micrófonos
Micrófonos del coro recién instalados en la capilla del colegio Jesús María.

tiempo, siempre estaban como hormigas y cuando terminaron…fue un antes y un después. Creo que hemos acertado“. El sistema de sonido que instalamos es similar al que tiene la Basílica de la Sagrada Familia o la Catedral de la Almudena. Se llama sistema de sonido digital procesado. Renovamos el que tenían por uno de última generación. Incluye:

  • Sistema de altavoces en linea ARRAY
  • Un pre-amplificador matricial
  • Amplificadores de potencia
  • Un controlador digital, es decir, una especie de panel táctil para controlar, entre otras cosas, el volumen y con el que también puedes crear escenas dependiendo de si la capilla está medio llena o a rebosar…. Así, programas el estado y en función de lo que tú elijas, se escucha de una manera o de otra.
  • Los micrófonos del altar, coro, atril…Inalámbricos, de mano y solapa…..Los de coro por ejemplo están especialmente diseñados para instrumentos de cuerda, guitarra, etc…
Altavoz
Uno de los altavoces nuevos, recién colocados en la capilla del colegio Jesús María.

Lo mejor, además de la calidad del sonido, su fácil manejo. “El mecanismo es muy fácil. No hay complicación. Y hay que ir por ese camino porque vamos siempre corriendo y si encima tenemos el cuadro digital para la megafonía…Yo estoy muy contenta. Una atención educada y delicada. No tengo más que agradecimientos. Se ha hecho realidad esta idea, que es muy brillante y bien pensada. El arquitecto vino y dijo que se veía solidez“, añade Carmen.

Altavoz 2
Otro de los altavoces nuevos de la capilla del colegio Jesús María.

LA MÚSICA, FUNDAMENTAL EN EL APRENDIZAJE EDUCATIVO 

Son casi las tres de la tarde. Hay que despedirse. Carmen pide a una niña que abra uno de los armarios del aula de música. “Saca la caja que hay ahí“. Quiere endulzarme la tarde con un bombón. Me regala varios, a mi y a las alumnas que han estado de apoyo de la profesora que le ha sustituido mientras me concedía esta entrevista. Revisa con las chicas que todo el material esté debidamente guardado antes de cerrar el aula. La música para ella es disfrute, pero también disciplina, responsabilidad, orden…”Los niños cuidan el instrumento. Aprenden a tocarlo y lo proyecto en un concierto. El niño sabe venir con chaqueta y corbata, la niña con su falda negra y camisa blanca. Voy educando un poco a esa sensibilidad clásica, porque el rock, el blues, el hip hop ya lo tienen en la calle, pero ese tipo de cosas, saber estar en cada momento, no”. La educación en  valores como el perdón, la bondad, está para Carmen y para el colegio Jesús María donde trabaja por encima de todo. “Al niño hay que hacerle ver en la vida que es importante que estemos pendientes del que no puede, del que puede y del que puede más. Yo siempre digo gratis nos han dado, gratis tenemos que dar”.

 

 

 

 

 

 

 

“Enhorabuena, has sido seleccionado en el curso de mesas digitales Yamaha”

Es un paso más en el nivel de refinamiento. Sonido más puro. Libertad creativa sin precedentes para el técnico que la maneje. Las nuevas mesas de mezclas digitales Serie CL y QL de Yamaha son, en dos palabras, LO MÁS.

mesas de mezclas digitales
Las nuevas mesas digitales Series CL y QL de Yamaha

Asi que, como profesionales del sector, el curso avanzado y gratuito de Yamaha no era una opción. Era una obligación. Casi todos están completos hasta el mes de marzo, que finalizan. Normal.

mesas de mezcla digitales
Los cursos de formación de mesas digitales de Yamaha son gratuitos

A diferencia de otros seminarios, en éste uno tiene la oportunidad de practicar sobre las explicaciones que el profesor va impartiendo y el número de alumnos por mesa digital es muy reducido. Salimos encantados. Fue eficaz y ameno para durar un sólo día, eso sí, de 10h a 18h. Por cierto, a la comida, invita Yamaha. Un buffet majo con canapés de salmón, tortilla de patata, croquetas, etc. y bebidas. ¿Otra ventaja? Coincidir con más profesionales del sonido para hacer contactos, “arreglar el mundo”, cotillear y enterarte de cosillas interesantes. Es lo que tienen los cursos de formación. Y en OSESA es una religión. Hay que estar a la última si lo que vendes son nuevas tecnologías. Nada puede ser más bochornoso que un

curso mesas digitales
Asistentes durante el curso de emsas digitales de Yamaha

cliente que sepa más que tú cuando le estás aconsejando sobre un producto. Pero volviendo a las mesas, aquí tienes el temario que vimos en el curso:

  • Revisión general de las Consolas Serie CL y QL de Yamaha
  • Configuración inicial de un sistema
  • Usando dos Consolas (FOH y Monitores)
  • Cómo trabajar con la Compensación de Ganancia
  • Grabación Multipista para directos con Nuendo Live
  • Gestión avanzada de Memorias
  • Iniciación a la Red Dante
Mesas digitales Yamaha
Un selfie del curso de mesas digitales de Yamaha

Estas nuevas mesas se pueden manejar con un iPad o un iPhone a través de una red Wifi

 

Lo que nosotros destacaríamos del curso y más nos sorprendió fue la capacidad de funciones de estas mesas, con entradas y salidas de señal en tan poco espacio. Ten en cuenta que, antes, una mesa analógica de 64 canales era imposible abarcarla extendiendo los dos brazos. Ahora, han conseguido reducir tanto su tamaño, que cabe en la palma de una mano! (Exagerando un poco, sí). ¿Otra novedad? Todos recordamos aquella “manguera” gorda llena de cables que antes salía de la mesa de mezclas hasta el escenario para conectar micrófonos y amplificadores. Pues bien, ahora ese cilindro que hacia daño a la vista se ha sustituido por un “cablecito” finísimo de 8 hilos: el par trenzado RJ45. Encima, estas nuevas mesas se pueden manejar con un iPad o un iPhone a través de una red Wifi.

LA SERIE QL

Hasta aquí, generalidades. Si vamos a características más específicas, y teniendo en cuenta nuestra clientela, nos quedamos con la serie QL, que se adapta más a nuestras necesidades. Es para sonorizaciones a pequeña o mediana escala de actuaciones en directo, actos corporativos, intervenciones habladas o instalaciones fijas, entre otras. Lo más sorprendente:

– pureza de audio increíble.

– procesadores de calidad excepcional.

– una operatividad que se adapta con facilidad a las exigencias de cualquier entorno de trabajo.

– una conectividad de red Dante que facilita la flexibilidad a la hora de configurar el sistema.

Mesas de mezclas
El sonido de estas mesas digitales es natural y nítido

 

 

 

 

 

 

Las características son muchísimas. Imposible destacarlas y ennumerarlas todas aquí. Te invito a que, si estás interesado, eches un vistazo a la web de Yamaha: http://bit.ly/1wHOqNI. Y prueba suerte, a ver si queda alguna plaza libre en el curso de mesas digitales. Merece la pena. Desde el blog de OSESA, te iremos recomendando muchos más y de todo tipo, por experiencia propia o de profesionales de confianza.

 

Soles, estrellas y lunas

Yo se que alguno de vosotros ha ido al médico hoy…” – pregunta Natalia-. “¡Siiiiiiiiii!”- contestan la mayoría de los niños que hay en el aula, salvo uno, que asiente con la cabeza-. “Y , ¿qué os han dicho? ¿Que estáis todos malíiiiisimoooooos? ” -añade la coordinadora TIC (Tecnología de la Información y la Comunicación) y profesora de Primaria. “¡Noooooooooo!“- ríen los alumnos. Pegado a ella está Juanma. No puede perderse ni una coma de la conversación. Agita sus brazos y manos velozmente cada vez que alguien interviene en clase. Tiene una complicidad mágica con un niño que está sentado en primera fila. “Está signando”, me explica Natalia. “Desde los 0 añitos todos tienen lenguaje de signos“.

TIC
Natalia Casco es Coordinadora TIC y Profesora de Primaria del Colegio Gaudem

Bienvenidos al colegio Gaudem, en el distrito madrileño de Barajas. Un colegio colorido, alegre, familiar que apuesta por la integración de niños sordos (hay entre tres y cinco por clase de la línea A. Es decir que cada curso tiene A, B y C y sólo en la línea A hay alumnos sordos y dos profes), por el bilingüismo en inglés y por las nuevas tecnologías. Un colegio, en definitiva, especial, de esos que te enganchan tras recorrerlo durante un rato. Lo visitamos de la mano de Natalia. Conoció a OSESA en SIMO, el Salón de Tecnología para la Enseñanza que cada año se celebra en Ifema. Querían cambiar los videoproyectores y bajar las pizarras digitales que ya tenían en las aulas porque “a los de 3 años les tenía que subir a una silla para que llegaran arriba” . Natalia nos recuerda que era un latazo: “aparte de correr el riesgo de que los niños se cayeran, siempre dependían de la maestra para interactuar con la PDi“. Otro motivo para renovar el material fue el “cañón” o videoproyector, que al estar lejos, daba mucha sombra. Dicho y hecho. Hace unos meses, OSESA le recomendó los videoproyectores de ultracorta distancia y los soportes motorizados para adaptarlos rápidamente a la altura de los niños. “Hicimos números y lo hemos conseguido ahora “.

pizarra digital
Niños de tres años usando la pizarra interactiva con proyector de ultracorta distancia y soporte motorizado.

Lo comprobamos con nuestros propios ojos. Con sólo tres años, los chiquitines se manejan con la pizarra como si hubieran nacido con ella debajo del brazo. Tambien con las tablets. “Apostamos por ello y lo incluimos desde que son pequeñitos para que reconozcan que las nuevas tecnologías se encuentran en el aprendizaje y…son autónomos “. ¿El objetivo? Que usen la tecnología de forma autosuficiente, que trabajen contenidos de todo tipo, sobre todo, logico-matemáticos, mientras desarrollan la creatividad, ejercitan la memoria y se divierten.

Ipad
Alumnos de Educación Infantil manejando una tablet

Seguimos en Educación Infantil con los “soles, estrellas y lunas”, que es como están divididos. En clase, los peques se organizan por “rincones”. A la izquierda, un grupo trabaja la destreza en el “rincón de plástica”. En el medio, cinco niños tratan de resolver un puzzle en equipo; enfrente otros cuatro juegan con la pizarra digital y se corrigen entre ellos; a la derecha otros cuantos perfeccionan la escritura y al fondo, varios disfraces esperan colgados de un perchero para trabajar la “simbología”. Es la hora de comer y bajamos al comedor. Una empresa externa con cuidadoras especializadas sirve y vigila a los niños. Huele que alimenta. Visitamos el patio. Es enorme. Algunos niños ya están en la hora de recreo y corren para defogarse por todas las canchas. Otros, están en actividades extraescolares. ¡El colegio Gaudem tiene hasta piscina cubierta! Las instalaciones, la decoración del centro y las aulas nos atrapan. Natalia y el resto de profes, más. En OSESA también hay papás y mamás y la educación nos toca por partida doble. Son ya más de 30 años visitando colegios…

Y eso que el Gaudem lleva menos que nosotros. Es un centro nuevo, los profesores que lo crearon cumplieron su sueño hace tan sólo 8 años. Durante 23 años fueron un colegio diminuto ubicado en un chalet, sólo destinado a niños sordos, pero “la integración en la sociedad no es me aislo en un chalet“, nos asegura, orgullosa, Natalia. Éste es su séptimo curso pero pisan con fuerza. Le preguntamos a Natalia qué beneficios tiene para un niño oyente estar integrado con niños sordos y nos contesta sin dudarlo: “es respeto, es tolerancia, es conocer que no todos aprendemos de la misma forma“. Educación en valores, nuevas tecnologías, bilingüismo en inglés y, aunque suene antiguo, saber estar. Antes de irnos nos llama la atención un niño de aproximadamente doce años, que, sin conocernos de nada, corre a sujetarnos la puerta para que pasemos. Da gusto la cantidad de veces que hemos oído por los pasillos “gracias” o “por favor” y a la vez, asusta que esto nos sorprenda. Qué triste que los modales cada vez escaseen más…pero esto da para otro post. Enhorabuena Gaudem por estar lleno de soles, estrellas y lunas.