De paseo por Madrid

¡Bienvenido, junio!

Lo cierto es que este invierno no ha sido demasiado frío, ¡aunque la espera ha sido igualmente extensa! Pero el sexto mes del año por fin ha llegado, dando paso a días más largos y calurosos… ¡para inundarnos de vitamina D!

IMG_3825

Hay muchas veces que escaparse de la ciudad no es posible: que te dan las vacaciones muy tarde (¡o que ni tan siquiera tienes!), que no hay dinero para salir con todo el tema de la crisis… Vale, sabemos que no va a ser lo mismo, pero desde OSESA hemos querido preparar una lista para todos vosotros con planes que podéis hacer en familia, en pareja, en solitario… ¡sin salir de la capital! ¿Preparados?

  1. Los emblemáticos Jardines del Buen Retiro

Uno de los emblemas de Madrid tenía que encabezar la lista de cosas imprescindibles para hacer este verano, porque es de visita obligada si vives o visitas la capital española.

Fueron mandados construir en el siglo XVII por Felipe IV como quinta de recreo para los reyes de la Casa de Austria. Poco a poco y durante los siglos posteriores, las instalaciones se fueron enriqueciendo, añadiendo edificaciones como la Casa de Fieras, el Real Embarcadero o el Jardín de Caprichos.

¿Por qué es un buen plan? Porque es apto para toda la familia, y se puede disfrutar de uno de los pulmones de Madrid: siempre es una buena opción llevarse unas toallas y algo de comer, y hacer un picnic en uno de los espacios ajardinados que ofrece a todos sus visitantes para disfrutar de un día completo al aire libre. Además, dar una vuelta en el estanque con las míticas barcas es un plan que siempre entusiasma (¡y no resulta nada caro!), desde pequeños a mayores. El entorno también está enriquecido con una fauna muy diversa: desde carpas a patos, pasando por preciosos pavos reales que os dejarán sin palabras.

Además, el transporte hasta allí está muy bien comunicado: tiene su propia parada de Metro (estación “Retiro”, línea 2), pero también podemos bajar en Atocha (tanto metro como Cercanías, si nos viene mejor) y darnos un corto paseo hasta llegar. Si no te parece suficiente, ¡también puedes ir en bus! ¿Qué líneas? Apunta: 1, 2, 9, 14, 15, 19, 20, 26, 28, 32, 51, 52, 61, 63, 74, 146, 152, 202, C. Y como está en un entorno muy favorable, ¡también podéis perderos por las calles de alrededor para buscar un bar o restaurante en el que comer o tomar algo!

+ Información: http://bit.ly/1Zfz50c

ESPERANDO-AL-SOL_-07-02-2016_FELIXMORENO__FMP2798-Editar

Jardines_del_Buen_Retiro_-_Parterre_(Madrid)_03

palacio-de-cristal-retiro

  1. Un chapuzón en el Madrid Río

En el distrito de Arganzuela, los coches que circulaban por la Calle 30 comenzaron a hacerlo de forma subterránea, dejando la superficie libre para construir uno de los parques más bonitos que tiene a día de hoy la capital: el Madrid Río.

Madrid Río comenzó como un proyecto de reconstrucción de todo el tramo de M-30 que pasaba por la zona mentada, para poder salvaguardar el río Manzanares y habilitar zonas verdes a su alrededor. Tras años de obras, los madrileños por fin podemos disfrutar de este bonito “parque”.

¿Por qué añadimos comillas a la palabra “parque”? Pues porque no es un parque al uso, y tiene diversas zonas para satisfacer las necesidades de todas las edades y gustos: ¿te apetece dar una vuelta en bicicleta? Sin problemas: el carril-bici cubre toda la longitud del parque, desde Legazpi a la Casa de Campo. ¿No tienes bicicleta? ¡También tienen servicio de alquiler, y de muchos tipos de vehículo! ¿Te apetece patinar pero no hacerte todo el recorrido? También tienes una zona especial para ello. Cuentan, además, con otras instalaciones como campos de fútbol, terrazas por si te apetece tomar algo, tirolinas, toboganes gigantes y de todos los tipos… ¡no tiene pérdida!

Pero, sin lugar a dudas, hay un espacio que es altamente recomendable, para niños y mayores, cuando se acerca este calor infernal que no se quita con nada: se le llama “la piscina del Madrid Río”, y es un espacio en el que puedes ir con tu toalla, aparcarla en el césped, y “darte un chapuzón” con el espacio que tienen acondicionado: una explanada de tamaño considerable que dispone de dispensadores de agua en la superficie, y que lanza chorros de agua aleatoriamente. ¡Es refrescante a la par que divertido!

Si quieres ir al Madrid Río, puedes hacerlo a través del Metro (paradas de Acacias, Pirámides, Marqués de Vadillo… ¡depende de la altura a la que quieras llegar!), Cercanías (Pirámides, Embajadores) o diversas líneas de autobús.

+ Información: http://bit.ly/1TR9fRW

Top10Puente_1392309099.188

20141216-8366403w

toboganes-madrid-rio

  1. El encanto del centro de Madrid

Seguramente, uno de los mejores paseos que puedas dar en tu vida será perdiéndote por las bonitas, antiguas y bohemias calles del centro de Madrid. ¿El problema? Que no solo nosotros sabemos toda la magia que desprenden, ¡y entre turistas y madrileños está todo abarrotado y resulta casi imposible caminar! ¿Ventaja del verano? Sigue habiendo turistas, sí, ¡pero hay muchísima menos gente! Sobretodo, durante el mes de agosto (Madrid se queda como ciudad fantasma durante 31 días).

Aquí las posibilidades se amplían hasta el punto en que os apetezca andar, o el tiempo que queráis dedicar al paseo: la bonita Plaza Mayor, la legendaria Puerta del Sol, la clásica Gran Vía madrileña, un paseo por la Cava Baja descubriendo el encanto de todas sus tabernas… ¡y alrededores, porque lo mismo no queremos quedarnos solo por una zona concreta de la capital!

Además, ahora el Ayuntamiento de Madrid a puesto a disposición de sus ciudadanos un servicio de bicicletas eléctricas (¡hacemos ejercicio, pero nos cansamos menos!) que podremos utilizar para movernos por toda la zona centro, preparada con su correspondiente carril-bici. ¡Es otra interesante forma de descubrir la ciudad!

¿Nuestra recomendación? Calzaos unas zapatillas cómodas y salid desde por la mañana a descubrir rincones de una ciudad mágica, hasta por la noche. No vayáis por donde va todo el mundo, ni cojáis el callejero: si os dejáis llevar encontraréis rincones perdidos y únicos, dignos de fotografiar. ¡El mejor plan para familias aventureras y cosmopolitas, o para parejas de enamorados! Aunque ir solo a perderse por Madrid, con cascos puestos y nuestra playlist favorita reproduciéndose también es plan muy seductor…

+ Información: http://bit.ly/1WxWBHS

6146188051_7667b40bd9_b

creatividad-madrid

Matute12_edificio

  1. Un atardecer en el Cerro del Tío Pío (Vallecas)

 Ahora mucha más gente sabe acerca de estas pequeñas “colinas” ubicadas en pleno Vallecas, pero siguen siendo un lugar desconocido para gran parte de los madrileños, lo que nos permitirá disfrutar de un poquito de paz mientras observamos desde las alturas todo el cielo de Madrid.

Cuando hablamos de “cielo” y “alturas” no nos referimos a grandes rascacielos que no permitan ver más allá del horizonte… ni mucho menos. El Cerro del Tío Pío (también conocido como “parque de las siete tetas”) está situado en una localización privilegiada que permite una panorámica de toda la ciudad, sin necesidad de subir pisos y pisos de edificaciones monstruosas.

¿Cuál sería el plan perfecto? Una tarde de verano, coger unas toallas de casa sobre las que poder sentarse (solo si quieres más comodidad, claro) y marchar para allá, para poder visualizar uno de los atardeceres más bonitos que verás. Es ideal para ir en pareja, ya que resulta súper romántico… Aunque también puedes hacerlo en solitario, y dedicarte un rato a ti mismo, y a la reflexión. Con amigos, mientras tomáis algo (podéis llevar algo de comida y picotear por allí, ¡pero luego tenéis que acordaros de recogerlo todo!) también puede ser una tarde inolvidable. A los niños el plan no suele gustarles demasiado, ya que el principal atractivo son las vistas, y ellos todavía no son capaz de apreciar esto en su totalidad.

Para llegar, lo más cómodo es el coche. Además, al estar fuera del círculo de la Calle 30 no hay zonas verdes ni azules, y suele haber bastantes huecos disponibles para aparcar (la dirección concreta es Calle Benjamín Palencia, 2; 28038, Madrid); aunque también podéis acercaros en bus, desde las líneas 54, 141 y 143.

 + Información: http://bit.ly/22zD75F

panoramica cerro

myegoo_20072014dsc0094_o

 parque-del-cerro-del-tio-pio-_-las-tetas-de-madrid_428202

  1. Escápate a un pueblecito del extrarradio

 Estar en Madrid… ¡no significa encerrarse en Madrid!

¿Sabes la cantidad de pueblos que hay en el extrarradio, pero de fácil y rápido acceso? ¡Las posibilidades son casi infinitas! Pues hacer distinto tipo de turismo, tan solo alejándote un poco del bullicio de la ciudad: gastronómico, aventurero…

 Hay muchos pueblos, por ejemplo, que ofrecen actividades de escalada al aire libre, o para trepar y cruzar por encima de estructuras de madera en plena naturaleza, ¡ideal para los más aventureros! Para los que les gustan las emociones, pero no tan fuertes, pueden optar por una ruta a caballo por la Sierra de Madrid… ¡naturaleza en estado puro!

Si prefieres algo más calmado, siempre puedes subir, por ejemplo, a la mítica “Bola del Mundo”, lugar desde el que se realizan varias transmisiones radiofónicas (Radio Nacional de España y Onda Cero). ¡Ojo! No es un paseo apto para los que no estéis acostumbrados a caminar, ya que aunque el trayecto no sea duro, sí que requiere de bastante tiempo.

¿Qué preferís algo más calmado para disfrutar con los más pequeños? Hay muchos pantanos, lagunas, piscinas naturales… que permiten el baño, y aunque el agua esté bastante fresquita, ¡merece mucho la pena pasar un día así en familia!

Y para los más “culturetas”, la mejor opción será acercarse por distintos pueblos de Madrid (Pedraza, Chinchón, Cercedilla, Guadarrama, Campo Real… Cada uno de ellos tiene su encanto especial… Y a muchos de ellos, si no disponemos de vehículo, podemos acceder gracias al sistema de Cercanías o a la variedad de autobuses que salen desde el centro de Madrid.

+ Información: http://bit.ly/25zd1kZ

 Cercedilla-Slider-pueblo-4

20121118 Pedraza 136

 chinchon7

  1. Madrid al ritmo de la música y el teatro

Si por el contrario estás más hecho a la vida de los artistas, ¡también tienes tu hueco en Madrid!

La capital atrae cada año a decenas de artistas que hacen vibrar a todos los madrileños al ritmo de pop, rock, indie… ¡las opciones son infinitas! Uno de los ejemplos más claros es el conciertazo que dio ayer, día 2 de junio, Paul McCartney, uno de los miembros fundadores (con el permiso de Lennon) de la banda británica The Beatles. ¡40.000 personas vibraron al ritmo de su bajo, piano, guitarra y armónica! Sigue dando guerra… ¡y la capital española también!

Los teatros que copan las calles céntricas como la Gran Vía, o el bohemio barrio de La Latina, albergan obras para todas las edades y gustos, y una escapada cultural de este estilo siempre es altamente recomendable.

Además, ¡es época de fiestas! El mejor mes para disfrutarlas, principalmente porque es cuando más se celebran, es septiembre. Conciertos al aire libre, atracciones para niños, puestos de comida callejeros, música sin parar, fuegos artificiales de cierre de fiestas… ¡es una experiencia que tenemos que vivir al menos una vez en la vida!

+ Información: http://bit.ly/1TZlEAa

 13329567_10154340058568313_500524886940520867_o

 Una-imagen-de-la-fachada-de-los-cines-Capitol-

Madrid_-_Fiestas_de_San_Isidro_-_20070515-45

 

Comparte en tus redesTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on Facebook