¡Viva la realidad!

Hoy, viernes 6 de mayo de 2016… ¡es el Día Internacional de NO hacer dieta! Y es que, como dicta el dicho popular: una vez al año, no hace daño.

Dia Dieta

Lo que sí es perjudicial son las obsesiones, y últimamente hay demasiadas: que si quiero ser más alto, que si quiero ser más bajo, que si estoy ganando demasiados ‘kilitos de más’, que si debería tener más masa muscular… Y nada, que resulta que al final nunca estamos contentos. Esto es lo de siempre: la que tiene el pelo liso envidia los rizos de la otra; la del pelo rizado, quisiera tener el pelo tan lacio como la primera.

Los excesos nunca son buenos, en ninguno de sus sentidos. ¡Ojo! No nos confundamos en este punto: no estamos animando a comer hamburguesas, grasa y colesterol porque no deba importarnos tanto nuestra imagen personal hasta el punto en el que hemos llegado en la última década, ni mucho menos. Vamos a tratar de explicarnos…

Es fundamental llevar una vida saludable, pero eso no implica no poder darnos un capricho tontorrón de vez en cuando. Al fin y al cabo, ¡estamos en la vida para disfrutarla! No podemos privarnos de todo lo que nos gusta. Siempre que se controle, resulta algo positivo. Nuestra imagen personal, por otro lado, es importante en el sentido en que, para poder gustar a los demás, primero todos deberíamos gustarnos a nosotros mismos… ¡y es que tú eres quien más tiene que quererse! A lo que hay que aprender es a restar tanta importancia a ese michelín que asoma bajo la camiseta… ¿es perjudicial para tu salud? ¿No? ¿Te causa algún trauma que no puedas soportar? ¿Te impide llevar una vida normal? ¿Tampoco? Entonces… ¿de dónde proviene esa obsesión?

frogs-1212209

Da la sensación de que ahora, ir por la calle, es como estar en una cafetería en pleno centro de París: todo lleno de croissants. Personas absortas en un mundo paralelo que sus smartphones han creado, solo para ellos, simulando una socialización que dista mucho del significado original de la palabra. ¿Ellos? Unos musculitos, con brazos que no pueden ni pegar al cuerpo, como los famosos bollitos franceses. ¿Ellas? Piernas de alambre que da la sensación de que vayan a romperse en el siguiente paso que den.

office-336368

¿En qué nos estamos convirtiendo? ¿En qué punto la sociedad se tornó en algo tan superficial? Probablemente, fue en el momento en el que empezamos a preocuparnos por ejercitar nuestros brazos y abdominales, olvidando de hacer lo mismo con nuestro cerebro… (salvo contadas excepciones, claro).

Y es que ya lo decían los romanos: Mens sana in corpore sano (“mente sana en cuerpo sano”). Lo malo es que, hasta esta oración, ha perdido hoy su sentido original… Ninguna otra civilización de la época se dedicó con tanta devoción al deporte, interiorizándolo de una forma tan profunda, llegando a impregnar su cultura, su arte, su vida diaria… e incluso su religiosidad y política. Cuando nació esta famosa afirmación, hacían referencia a disponer de un ‘espíritu” equilibrado en un cuerpo equilibrado; así que no, chicas, no hablaban del 90-60-90.

7 maneras de ejercitar el cerebro

Desde OSESA os animamos a todos a llevar una vida sana, en todos los sentidos. ¿Ya nos seguís en nuestras redes sociales? Cada día compartimos con vosotros tips e ideas para conseguir una rutina saludable, desde el cuerpo hasta la mente… ¡y con imágenes preciosas de creación propia!

Por hoy nos despedimos, pero no sin antes decir… ¡vivan los cuerpos de verdad con cabezas pensantes!

Comparte en tus redesTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on Facebook